Noticias

 Misticismo y realidad del UX Design

Misticismo y realidad del UX Design

hace 8 meses

Si bien nuestro conocimiento acerca del mundo marino es extensísimo, no podemos evitar sentir cierta sensación de enfrentarnos a lo desconocido cuando metemos la cabeza bajo el agua. Designers, os suena, ¿verdad?

Pues bien, Javier Cañada, Instituto Tramontana, salta de lleno a este mar (muchas veces de dudas) al aplicar directamente el principio de la no dualidad al UX. Enfoque interesante y desafiante, no lo negaremos. Aunque el diseño de experiencia de usuario se centra en comprender y satisfacer las necesidades y expectativas de los usuarios, también puede considerarse una práctica que abarca la interconexión entre diferentes elementos y perspectivas.

En el Diseño de la Experiencia de Usuario, hay una interacción constante entre elementos duales, como la interfaz y el usuario, la forma y la función, la estética y la usabilidad. Sin embargo, considerar la no dualidad en este contexto puede implicar reconocer que estos elementos están intrínsecamente conectados y no se pueden separar completamente.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la aplicación práctica de la no dualidad en el diseño puede variar según la interpretación individual y el contexto específico. El UX Design es un campo multidisciplinario que se basa en principios y prácticas concretas, y si bien puede haber perspectivas filosóficas que influyan en él, es fundamental mantener un equilibrio adecuado entre la teoría y la aplicación práctica para crear productos y experiencias efectivas para los usuarios.

Sin ese equilibrio tal y como Elena Vallejo, Virtualware, señala cometemos errores. Pero ningún mar en calma hizo experta a una marinera. Subrayamos pues el papel fundamental que los naufragios desempeñan en el campo del UX Design, ya que permiten identificar oportunidades de mejora y aprender de las experiencias pasadas. En el caso de los proyectos de realidad virtual (VR), es crucial reconocer las limitaciones y los posibles errores que pueden surgir, especialmente en relación con la accesibilidad y las restricciones para ciertas personas debido a diversas patologías.

Es importante destacar que la accesibilidad no debe ser considerada como una característica adicional, sino como un principio fundamental del diseño de experiencia de usuario. Al considerar y abordar los errores y las limitaciones desde el principio, se puede trabajar para crear experiencias de realidad virtual más inclusivas y accesibles, permitiendo que más personas puedan disfrutar de ellas. Es en este punto nos preguntamos… ¿puede la Inteligencia Artificial hacer que fallemos menos como diseñadores? Si es así, ¿llegará un momento en que se pueda prescindir de nuestra figura? 

A esta segunda pregunta Daniel Torres Burriel, TorresBurriel Studio, responde con firmeza: no. Respecto a la primera nos cuenta que, efectivamente, la IA puede desempeñar un papel significativo en el campo del UX Design, ya que ofrece diversas oportunidades para mejorar la experiencia de usuario y apoyar a los diseñadores en su trabajo. En lugar de temer a la Inteligencia Artificial, considerémosla como una herramienta adicional que puede potenciar y complementar las capacidades humanas en el diseño de experiencias de usuario. Más aún, al abrazar la IA como una herramienta colaborativa, los diseñadores pueden ampliar su capacidad de crear soluciones más efectivas y centradas en el usuario.

Es importante destacar que la integración de la IA en el UX Design debe ser realizada de manera ética y responsable. Se deben considerar aspectos como la privacidad de los datos, la transparencia en los algoritmos utilizados y la equidad en el diseño para evitar sesgos y discriminación.

Vale. ¿y cómo traducimos los principios y enfoques del UX Design en un Sistema de Diseño para una empresa? La pregunta tiene tamaño galerna del cantábrico e implica establecer pautas y estándares coherentes que se aplicarán a todas las interfaces y productos de una compañía. Carmen Ansio, UX freelance Engineer, no descarta encomendarse a las fuerzas del Lado Oscuro para ello, pero antes de tomar esa decisión afirma lo siguiente. 

“Es importante involucrar a un equipo multidisciplinario en el desarrollo del sistema de diseño, que incluya diseñadores UX, diseñadores visuales, desarrolladores y otras partes interesadas relevantes”. Esto asegurará una colaboración efectiva y una implementación exitosa del sistema de diseño en toda la empresa.

En resumen, un Design System es esencial en una empresa, ya que proporciona una base coherente y eficiente para el diseño de interfaces y productos. Ayuda a mantener la consistencia en la experiencia de usuario, ahorra tiempo y recursos, fomenta la colaboración y permite la escalabilidad y flexibilidad. Mantener y evolucionar el Design System es fundamental para mantenerse al día con las necesidades cambiantes de los usuarios y la empresa. Vaya, que hay que mantenerlo vivo para que no acabe en el “fondo” de alguna carpeta de escritorio. 

En el vasto océano del UX Design, nuestra labor como diseñadores nos brinda la oportunidad única de crear experiencias maravillosas que no solo conecten con las personas, sino que también mejoren sus vidas. Es nuestro deber aprovechar esta oportunidad para navegar hacia nuevas fronteras, desafiando lo establecido y explorando el potencial ilimitado de un mundo digital más intuitivo, accesible y significativo.